WhatsApp Image 2018-10-03 at 12.11.18 (2)

Desde hace unos años, los probióticos se han convertido en un suplemento que recomendamos a menudo en la farmacia para complementar determinados tratamientos, por ejemplo, en caso de diarreas, patologías digestivas, alergias o infecciones vaginales. Cada vez sois quienes los conocéis y nos pedís consejo acerca de ellos, aún así, queremos ayudarte a conocerlos mejor resolviendo las principales dudas que nos planteáis acerca de ellos en esta entrada.

 

¿Cuál es la diferencia entre probiótico y prebiótico?

Los probióticos son microorganismos vivos no patógenos (bacterias o levaduras) que, administrados en una dosis adecuada, refuerzan nuestra salud, tanto a nivel digestivo como inmunitario. Existen diferentes tipos de probióticos y cada uno de ellos tiene una propiedad distinta. Se pueden tomar a través de alimentos, como los lácteos u otros productos fermentados y alimentos fortificados con probióticos, o a través de los suplementos que tenemos en la farmacia.

Por otro lado, los prebióticos se diferencian de los probióticos en que no son organismos vivos sino ingredientes no digeribles de los alimentos, normalmente fibras, que actúan estimulando el crecimiento de bacterias en el colon y la absorción de ciertos minerales en dosis adecuadas.

Aprovechamos para comentarte, que existen suplementos que combinan probióticos y prebióticos para aportar a nuestro organismo una acción complementaria.

 

¿Qué beneficios nos aportan los probióticos?

En nuestro organismo viven más de 400 tipos de bacterias distintas. De todas ellas, los microorganismos buenos ayudan a mantener a los malos bajo control evitando que proliferen y que nos causen infecciones. y también, participan en funciones de nuestro organismo como la absorción de algunos nutrientes o la síntesis de determinadas vitaminas.

Así pues, para que nuestro organismo funcione correctamente es necesario que exista un equilibrio entre los microorganismos beneficiosos y los nocivos. Y este equilibrio puede sufrir algún desajuste como consecuencia de una infección como la gastroenteritis o las infecciones vaginales, enfermedades de base alérgica como la rinitis o la atopía, enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, la toma de antibióticos y también por el estrés.

En estas situaciones de desequilibrio microbiano es se recomienda la toma de probióticos. Pero como ya te hemos avanzado, no son todos iguales ni actúan de la misma manera. Es por ello, que si detectas esta necesidad, te aconsejamos que pases a vernos a la farmacia o que acudas a tu médico para conocer cuál es el adecuado para tus necesidades.

 

¿Cómo se toman los probióticos?

Los probióticos están disponibles en diferentes formas farmacéuticas: comprimidos, cápsulas, sobres, viales líquidos… Y en todos los casos, debido a que los probióticos contienen microorganismos vivos, es necesario seguir unas precauciones en su conservación y en su toma, las cuales te indicamos a continuación:

– Algunos probióticos necesitan conservarse a bajas temperaturas por lo que deben guardarse en la nevera. En la farmacia te indicaremos cuáles son las pautas para su correcta conservación.

– No los tomes junto a bebidas calientes, ya que las altas temperaturas podrían afectar a los microorganismos haciendo que pierdan su actividad.

– Si los estás tomando junto con un tratamiento antibiótico no los tomes a la vez, separa las tomas entre 2 y 3 horas. Así evitarás que el antibiótico afecte a los microorganismos del probiótico.

 

Esperamos haberte ayudado a conocer más sobre los probióticos y los beneficios que aportan a nuestro organismo. Si quieres saber más, no dudes en pasarte por la farmacia y preguntarnos. Además, la tarjeta de este mes de octubre la hemos dedicado a los probióticos y en ella, además de darte información sobre los probióticos, te presentamos Megalevure, un probiótico que ayuda a reequilibrar la flora bacteriana en casos de diarrea y que potencia el sistema inmune gracias a la vitamina D3.

 

 

Fuentes:

Lactoflora. Cómo elegir un probiótico.

Pharma 2.0. Qué son los probióticos y cuándo tomarlos.

Salvat. Megalevure.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tu farmacia recomienda