dormir-en-verano

Calor. Darse la vuelta mil veces en la cama y… no dormirse. Probar de ir a otra habitación y nada… dos horas sin dormir y ya no sé qué hacer. ¿Te suena? A nosotros también.

 

Dormir es uno de los mayores placeres del mundo, así que cuando no puedes… te pones nervioso, más nervioso, todavía más nervioso y entonces ya… ¡no hay quien duerma!

Por esa razón hoy te traemos unos consejos para dormir mejor en verano porque cuando el buen sueño falta, la salud se ve perjudicada afectando directamente a la calidad de vida y en cierto modo la felicidad.

Los expertos aseveran que los trastornos del sueño hoy día constituyen una epidemia global que pueden perjudicar la salud y calidad de vida de hasta un 45% de la población mundial.

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra calidad de sueño?

  • Evitar cenas copiosas, y además se recomienda ingerir los alimentos al menos dos horas ante de acostarnos.
  • Evitar los estimulantes tabaco, café y alcohol, ya que se ha demostrado que son tres hábitos que perjudican a nuestro sueño.
  • Crear un espacio cómodo para dormir. Sin ruidos, bien orientado, correctamente ventilado y con la temperatura adecuada, para no tener frío ni calor y así evitar despertarnos por este motivo.
  • La práctica deportiva se debería intentar realizar a una hora que no estuviera cercana a la noche, mejor por la mañana. Las actividades muy intensas o que requieren cierto esfuerzo intelectual pueden desvelarnos.
  • Podemos hacer alguna actividad relajante antes de irnos a dormir como leer. Cada uno debe buscar su rutina de sueño.
  • De igual modo, mantener unos horarios fijos nos va a ayudar mucho a conciliar el sueño.
  • Como alternativa, destacar que podemos recurrir a opciones médicas que carecen de efectos secundarios y que se pueden dejar de tomar en cualquier momento sin miedo a sufrir efecto rebote, como es el caso de la homeopatía. Uno de los medicamentos homeopáticos recomendados en estos casos es Sedatif.
  • Lo más importante es dejar las preocupaciones cuando nos vayamos a la cama y sumergirnos entre las sábanas para experimentar lo mejor para nuestra salud: un sueño reparador.
  • De noche, todo se ve más oscuro. Intenta relajarte y espera a que salga el sol y los pensamientos sean más optimistas.
  • Intenta utilizar algún ventilador, aire acondicionado o cambia de habitación en  verano, busca la más fresquita de la casa.

Y disfruta de uno de los mayores placeres de esta vida… dormir de un tirón, dormir, dormir, dormir :)

Fuente: http://goo.gl/UjeVnw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tu farmacia recomienda